Con Toda Solicitud

country-church-e1359412665870Texto: Hebreos 6:11
Hay algo muy común en todos los seres humanos respecto a la rutina diaria. Levantarnos, asearnos, alistar a los niños para la escuela, hacer tareas, ir al trabajo. A más de ello, las responsabilidades en casa como esposo, padre, madre, salir de compras, participar en las actividades de la iglesia, etc. Todo esto es una repetición de las mismas cosas. La diferencia reside en cómo hacemos las cosas. Sabemos que la rutina a veces nos cansa y puede tentarnos a bajar los estándares en la calidad del trabajo que hacemos. Pero tengamos cuidado. Nosotros los hijos de Dios debemos mirar las cosas desde una perspectiva diferente. Todo lo que hacemos lo hacemos como para el Señor, y debemos realizarlo con solicitud. La palabra que se traduce como SOLICITUD en la versión española de la Biblia es el vocablo griego: 'Spoudazo' que significa: esmerarse, hacer todo lo posible por lograr algo, procurar con diligencia y todo esfuerzo, con interés, con vehemencia y compromiso. "Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza..." Hebreos 6:11. El texto nos enseña a mantener una misma solicitud, un mismo carácter hasta el fin. El cristiano es un individuo que lleva la gracia de Dios a otros con su carácter y promueve la gloria de Dios en todo lo que hace. Por ello, seamos solícitos en el cumplimiento de nuestras responsabilidades, en el servicio a los demás, en la oración, en la lectura diaria de la Palabra de Dios, en la predicación del evangelio, solícitos en el trabajo secular. "Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos". Mateo 5: 16